Llega la Cuaresma y con ella ¡Buñuelos!

vellaquaresma_montada_wJusto hace una semana fue ‘Miércoles de Ceniza’. Después de los días de fiesta, alegría y diversión que supone el carnaval y que la mayoría de vosotros habéis disfrutado, ese día marca el inicio de la Cuaresma, que tal y como relata la tradición cristiana son días de reflexión y prohibiciones. La llegada de la Cuaresma indica un periodo de 40 días antes de Pascua y Semana Santa (¡Ya queda menos para tomarnos unos días de descanso!). Como muchos sabéis la Cuaresma es representada por una vieja mujer con un bacalao en la mano (para recordar que no se puede comer carne) y con una peculiar característica: sus 7 piernas! Tantas piernas como semanas faltan para llegar a Semana Santa. Personalmente esta época siempre me recuerda cuando iba a primaria y teníamos a la vieja Cuaresma en clase y esperábamos cada viernes para cortarle una pierna más para que llegaran nuestras esperadas vacaciones!

Estas fechas ofrecen una variedad gastronómica y los dulces tradicionales son los protagonistas. Podemos encontrar torrijas, pestiños, rollos, arroz con leche, roscos, pero en mi caso, al ser catalana, os presento la receta típica de aquí ¡los buñuelos de viento! Cada miércoles y viernes durante estas 7 semanas encontrarás en las vitrinas de panaderías y pastelerías deliciosos buñuelos de Cuaresma. Pero, al ser una receta tan fàcil de hacer ¿Por qué no probarla tu mismo en casa?

¡Ahora mismo os explicamos cómo! Vas a necesitar:

bunyosdecuaresma

Para la elaboración de los buñuelos:

Empieza calentando un cazo con el agua, la mantequilla, el azúcar, la sal, la ralladura de limón y el anís.

Una vez la mantequilla esté deshecha y empiece a hervir, añade la harina y mezcla enérgicamente hasta conseguir una pasta, sobretodo que quede despegada de las paredes y la base del cazo. Retíralo del fuego y déjalo reposar unos instantes.

A continuación, añade uno de los huevos y remueve hasta que quede bien integrado y se forme una masa homogénea. Haz el mismo procedimiento con el segundo y tercer huevo por separado trabajando la masa para que quede bien fina.

bunyols

Poner al fuego una paella o un cazo con una generosa cantidad de aceite de girasol y cuando este bien caliente se van añadiendo pequeñas porciones de la masa, una a una. Te aconsejo que hagas tiradas de unos 6-7 y, para hacerlos, te ayudes de dos cucharitas de postre para coger proporciones similares y queden redonditos. El fuego mejor que esté bajo, de modo que se puedan hacer bien por dentro y así no se doran por fuera enseguida. Generalmente la mayoría se giran solos, si no dales la vuelta para que se hagan completamente.

bunyols1

Cuando veas que ya están dorados por fuera, retíralos en un plato con papel de cocina para quitar los excesos de aceite y finalmente rebózalos con azúcar.

DSC_0004

11007408_10205748663506377_556943097_n

11005743_10205748663026365_1619769585_n

¡Ahora es tu turno! Una facilísima receta y un resultado de vicio, a la que comes el primero ¡no puedes parar!

Ya que estamos con recetas de Semana Santa, estaros atentos porqué en unas semanas os presentaré cómo hacer monas de pascua para niños!

¡Cook it Yourself!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s